¿Quieres estar al día?

Recibe los últimos artículos del blog y consejos prácticos sobre branding, contenidos y comunicación online.

¡Apúntate!

Cada mes, un boletín con ideas para poner en práctica en tu negocio.

Personalización de mensajes en marketing. ¿Qué pasa con nuestro nombre?

Personalización de mensajes en marketing. ¿Qué pasa con nuestro nombre?

Personalización de mensajes en marketing. ¿Qué pasa con nuestro nombre?

¿Qué ocurre cuando escuchamos o vemos nuestro propio nombre? Algo en el interior de nuestro cerebro despierta y nos alerta de que aquello es importante. De hecho, un estudio de resonancia magnética de la Universidad de Nueva Jersey demuestra que al escuchar nuestro nombre el hemisferio izquierdo se activa con más fuerza. Es algo que todos en mayor o menor medida hemos comprobado. Por eso, la personalización de mensajes en marketing ha sido y es tan importante.

¿Quién no se ha cruzado con Peluquería Ernesto, Bar Consuelo o, como en mi caso, Carnicería Rosana? A todos nos llama la atención, igual que nos llama encontrarnos con esos otros nombres que forman parte de nuestra identidad. Por ejemplo, el nombre de nuestra ciudad, de nuestro equipo de fútbol, etc… Pues este comportamiento tan humano representa una gran oportunidad para conectar con nuestro público.

Sin embargo, la personalización de mensajes en marketing no es nada nuevo. Cierto es que en los últimos meses estamos escuchando con fuerza los casos de Coca-cola y Nutella. Sencillamente excelentes porque, además de un buen desarrollo, han tenido una buena planificación de comunicación con especial atención a las redes sociales. Pero hay otros ejemplos, tan interesantes, de los que podemos tomar buena nota e inspirarnos para nuestro día a día.

Mailing ING Direct 4º aniversario. Una de las campañas más recordadas de ING Direct fue el envío de un desplegable con el nombre del cliente impreso en gran formato. En esta comunicación, además de agradecer la confianza, ING Direct quería comunicar los resultados de la empresa. Lo que podría ser una comunicación fría se convirtió en una acción emocional donde el cliente se sintió protagonista. Y es que la personalización con el nombre es algo básico en marketing directo. Sin embargo, ING Direct supo sorprender colocando el nombre en grandes dimensiones.

Banco do Brasil renombró la fachada de 300 sucursales con el nombre de clientes. Esta acción fue muy conocida en su momento y consiguió trasladar su plena orientación al cliente. Desde luego, es muy llamativo pasear por tu barrio y ver tu nombre (o del vecino) en el letrero del banco.

Entre los servicios que Apple ofrece en su web está el de personalizar con hasta 2 líneas de texto tu nuevo ipod, ipad, etc… Y es que además de despertar nuestro interés, personalizar las comunicaciones, los productos o los servicios con tu nombre los convierte en piezas exclusivas y originales, de las que nos sentimos mucho más orgullosos.

Hay más ejemplos. Heineken permitió personalizar su botella con texto e imágenes libres. Kinder ofrece ahora la posibilidad de subir una foto a su packaging a través de Facebook.

En definitiva, usar el nombre de nuestros clientes siempre me ha gustado y es algo que pienso que deberíamos explorar más. Porque sabemos que llamará su atención, que nuestro mensaje será más personal y cercano y que conseguiremos hacerles sentir protagonistas. El reto está en la creatividad que podamos desarrollar, en la viabilidad de la idea (porque no todos tenemos el presupuesto de Coca-cola) y en la planificación de contenidos que podamos realizar.

Y, después de todo esto, podemos pensar: ¿qué acción de personalización de mensajes podemos hacer para nuestras marcas? Os invito a participar con vuestras ideas y otros buenos ejemplos que conozcáis aquí mismo, en el blog de marketing y publicidad de Andcoo.

Foto Aus_Chick. Bajo licencia Creative Commons.

About the Author

Leave a Reply