Blog

Promocional al poder: calendario comercial

¡Promociones al poder!

Todos lo hemos experimentado en carne propia: el gran placer de hacerte con un chollo. Y sucede en prácticamente todos los ámbitos: desde la compra en el supermercado hasta la contratación de un hotel. Las promociones siempre han funcionado. ¿Quién no recuerda la clásica imagen de las rebajas? Sin embargo, el panorama ha cambiado mucho. Ahora, el calendario promocional de cualquier negocio debe estar mejor planificado, adaptado al mundo online y, por supuesto, debe ser mucho más original.

Desde Andcoo, expertos en creatividad y marketing, ayudamos a muchos negocios con el diseño y comunicación de sus promociones. Por eso, compartimos algunas de las claves para crear promociones que despiertan el interés y que se traducen en ventas.

Planifica un calendario promocional a medio plazo

Como los planes de marketing, el calendario promocional está para romperlo. ¡Gran verdad! Siempre hay que ser flexibles para adaptarse a necesidades concretas. Sin embargo, es muy importante que cualquier negocio (no importa el tamaño) tenga un calendario promocional diseñado a medio plazo. Esa visión en el tiempo permitirá el diseño de una estrategia con sentido, con ritmo y que no devalúe la marca, sino todo lo contrario.

Una buena planificación promocional deberá superponer y combinar dos calendarios:

  • El calendario comercial general que incluirá fechas generales para el consumo como Rebajas, Black Friday, festividades (Día de la Madre, San Valentín…), Vuelta al Cole, Black Friday o Navidad.
  • Y un calendario propio con hitos vinculados a la actividad de negocio y otros eventos que aporten valor a la marca. Podemos estar hablando de celebrar aniversarios propios, días internacionales o crear fiestas propias que se conviertan en eventos.

Los ingredientes de la promoción perfecta

  • Elegir bien la fórmula de la promoción: un descuento aplicado en el precio, una recompensa por compra por volumen, un regalo adicional, la participación en un sorteo…
  • Escoger el producto o servicio o combinación de ellos que tengan suficiente atractivo en el lugar y el momento.
  • Establecer la duración idónea para generar la necesidad pero garantizando el tiempo de comunicación.
  • Diseñar una creatividad propia, profesional y muy clara.
  • Planificar los medios y canales que se utilizarán para comunicarla: en punto de venta físico, en redes sociales, en medios publicitarios.

¿Qué tal ha funcionado?

Un buen calendario promocional, diseñado con estrategia y creatividad, funciona. Por eso, es clave fijarse unos objetivos al inicio y medir los resultados que ha tenido la iniciativa. Habrá que valorar el retorno tangible en ventas, en nuevos contactos, en notoriedad de marca… Este aprendizaje servirá para seguir creando promociones diferentes y que verdaderamente funcionen.

¿Te ayudamos a diseñar tu calendario promocional? ¿Necesitas ideas para crear promociones efectivas? Solicita tu propuesta