¿Quieres estar al día?

Recibe los últimos artículos del blog y consejos prácticos sobre branding, contenidos y comunicación online.

¡Apúntate!

Cada mes, un boletín con ideas para poner en práctica en tu negocio.

Ejecutivo de cuentas vs Comercial de Publicidad

Ejecutivo de cuentas vs Comercial de Publicidad

Ejecutivo de cuentas vs Comercial de Publicidad

Seguro que alguna vez habéis escuchado esta conversación, – Tú, ¿qué eres? – Soy Ejecutivo de Cuentas. – Ah, bueno, comercial, ¿no?

Pues no. No es lo mismo.. Para muchos la diferencia está clara. Sin embargo, para mí, al venirme de Madrid (donde trabajé toda la vida) a Asturias, se me planteaba esta cuestión día sí y día también.

La diferencia fundamental es que un comercial va a vender unos productos determinados a un cliente. El ejecutivo planificará para su cliente sólo aquellos que realmente le aporten valor y le asesorará sobre el planteamiento estratégico, la planificación y el desarrollo de la comunicación.

Del ejecutivo de cuentas también depende que la relación entre agencia y cliente sea de confianza o un auténtico desastre. Es necesario que el ejecutivo sea un profesional capaz de aportar valor y trasladar la confianza necesaria al cliente para que se sienta seguro sobre el asesoramiento profesional que recibe. Cierto es que es un trabajo imprescindible y, en muchas ocasiones, poco o nada valorado.

Un ejecutivo de cuentas vende, por supuesto, pero solo si aquello que ofrece es interesante para su cliente. En este sentido, el sistema de comisiones para este perfil (no para el de comercial) es de dudosa credibilidad. Sobre todo para un cliente desconfiado que puede pensar que se le está ofreciendo tal producto únicamente para lograr una comisión.

El ejecutivo de cuentas o, la figura del planner, quizás más estratégica, tiene que ocuparse de:
– La gestión global de la relación y los trabajos que se realicen para la marca atendiendo a los criterios estratégicos de la compañía.
– Concretar el briefing de trabajo para coordinarlo con el resto del equipo en la agencia.
– Supervisar si el concepto creativo se ajusta al briefing y a los intereses del cliente.
– Coordinar los trabajos de producción, medios y comunicación necesarios.
– Gestionar la relación con el cliente durante todo el proceso para garantizar un producto que se ajuste a sus necesidades.

En definitiva, el ejecutivo de cuentas debe liderar la integración entre los departamentos de la agencia con una clara orientación al cliente. Tiene que ser el primer gran conocedor de la marca, tanto o más incluso que su cliente. Tiene que tener un conocimiento general de todas las disciplinas del marketing y la publicidad para ofrecer una visión 360º y, por supuesto, como obliga esta profesión, tiene que estar en continuo aprendizaje para estar al día sobre las últimas tendencias del sector.

Sí, también se trata de vender, pero con sentido y proporcionalidad.

Foto: Mad Men de Mediarte. Bajo licencia Creative Commons.

 

About the Author

Leave a Reply